Femoral acostado: Como hacer y qué músculos trabaja

El entrenamiento de los femorales traerá grandes beneficios a la armonía de nuestro cuerpo ya que conseguiremos unos excelentes glúteos, piernas bien definidas y de buena forma además desarrollaremos mejor movilidad en los miembros inferiores. El curl de femoral acostado es el ejercicio perfecto para trabajar la zona.

Los componentes de este grupo muscular  son: el bíceps femoral, el semitendinoso y el semimembranoso. El primero es de utilidad para lograr extender la cadera y flexionar la rodilla. Los dos componentes adicionales del músculo permiten que la rodilla pueda girar y ensanchan la extensión de la parte interna de los femorales.

Podemos notar que tanto para los atletas como para las personas que solo realizan actividades comunes es de gran importancia este grupo muscular. Te recomendamos que empieces a entrenar los femorales mediante el curl de femorales acostado.

Músculos que se trabajan

Curl femoral acostado

Es común que los principiantes pasen por alto entrenar el tren inferior pero si realmente quieres potenciar esta zona debes incluir en tu rutina de ejercicio el curl femoral acostado en máquina.

Son varios los músculos que se trabajan en este ejercicio, unos en mayor medida que otros. Principalmente se ejercitan los bíceps (semimembranoso, crural y semitendinoso) además de los gemelos e isquiotibiales. También se entrenan glúteos, cuádriceps y espalda baja solo que en una proporción menor.

Aquí te explicamos la manera correcta al momento de ejecutar el curl femoral acostado. También te dejamos ciertos errores que suelen cometerse y consejos para que los tomes en cuenta al momento de entrenar tu tren inferior.

¿Cómo se debe realizar el curl femoral acostado?

  1. Para comenzar a realizar el curl femoral acostado en máquina debes acostarte boca abajo en la máquina, luego ubicaremos nuestros tobillos en la parte de abajo de los cojines mientras que las manos deben posicionarse en las asas de la maquina con firmeza.
  2. Para continuar, con las pantorrillas debes tirar del peso y sentir presión en la zona de los isquiotibiales. Debes hacer esto hasta que logres el punto de máxima extensión.
  3. Cuando la rodilla se encuentre flexionada te sugerimos que exhales. Con un movimiento controlado comienza a soltar el peso hasta llegar a la posición inicial.

Puedes colocar tus tobillos en la parte de abajo de los cojines abiertamente, para así poder variar el agarre, bien sea con las piernas abiertas, o con ellas cerradas.

El músculo femoral o isquiotibiales  es un músculo de la zona exterior en la región posteroexterna del muslo que se localiza en la parte trasera del cuerpo, razón por la cual en muchas ocasiones olvidamos ejercitar.  Sin embargo si queremos obtener miembros inferiores bien desarrollados y fuertes es necesario entrenar esta zona y así tener piernas estéticamente en armonía.

Siguenos en Instagram para obtener asesorías fitness de la mano de profesionales.

Deja un comentario