Remo con mancuerna

En el mundo del fitness es muy común realizar el ejercicio remo con mancuerna si deseas  tener una rutina de espalda realmente buena.  Este ejercicio sirve para reforzar la parte superior de la espalda  es decir la musculatura dorsal.

Si eres principiante es de suma importancia que en las primeras sesiones de remo con mancuerna uses un bajo peso, de esta manera vas progresivamente obteniendo mejores resultados.

Tipos de remos con mancuerna

Existen diversas variaciones que puedes realizar de remo pero te explicaremos los tipos de remo que contienen mancuernas, estos son los siguientes:

  • Con mancuerna en horizontal: se realiza colocando una pierna recargada en un banco plano y la mano del mismo lado del cuerpo estirada. Apoyaremos la otra pierna en el suelo mientras que el brazo estará sujetando la mancuerna.

Debes mantener la espalda recta subes el codo del brazo donde sostienes la mancuerna de manera que tires de la espalda. Cuida que se forme un ángulo de 90º entre la espalda y el codo. Para regresar a la posición inicial baja de manera lenta la mancuerna.

  • Con mancuerna a dos manos: colocamos las rodillas semiflexionadas e inclinamos la espalda hasta conseguir un ángulo de 45 º. Con la vista al frente sostenemos una mancuerna en cada mano y tiramos el peso en dirección al abdomen, cuidando que la espalda se encuentre recta. Para regresar a la posición anterior extiende de manera lenta los brazos.

Músculos que se trabajan con remo con mancuerna

Los ejercicios de remo con mancuerna trabajan en primer lugar el dorsal ancho, siendo este un musculo de la espalda de mucha importancia. También trabaja el haz posterior del deltoides y el redondo mayor. Por la contracción también se ejercitan los romboides y el trapecio.

Al realizar la elevación que simula el remo actúan los flexores del brazo razón por la cual el supinador largo, el braquial anterior y el bíceps braquial resultan ejercitados.

Errores que cometes al momento de  remo con mancuerna

  • Mucho peso: cuando cargas demasiado peso todo el movimiento del ejercicio se limita lo que ocasiona que el dorsal no se ejercite de manera adecuada.
  • Tomar impulso: si tomamos impulso para elevar la mancuerna existe la posibilidad de que el hombro gire para poder subir el peso utilizado ocasionando daños en la zona. El impulso afectara también la acción de volver lentamente a la posición inicial.
  • No mantener la espalda recta: para que los músculos que participan en este tipo de ejercicios resulten correctamente trabajados debes mantener siempre la espalda recta. Con la columna vertebral siempre alineada y la espalda paralela al suelo también evitaras daños en tu espalda.

 

 

Deja un comentario