Bañarse con agua fría o caliente después del GYM

Al llegar del gimnasio, optar por un baño es la decisión más relajante que una persona puede llegar a realizar. Pero existen las dudas de si bañarse con agua fría o caliente puede ser o no más beneficioso, y por ello, en Locura Fitness nos hemos centrado en los beneficios y contradicciones que esto puede llegar a generar en la salud de cualquier deportista. Veamos cuál es la opción más recomendable en determinados casos.

Bañarse con agua fría luego de entrenar

Cuando nos bañamos con agua fría podemos obtener estos beneficios:

  • Mejorar la circulación de la sangre luego de una sesión dura en el gimnasio
  • Relajar los músculos
  • Disipar el dolor muscular
  • Hidratar el cuerpo

Sin embargo, estos baños deben tomarse con mucha precaución, ya que justo al terminar de realizar los ejercicios es muy probable que nuestro cuerpo no tolere un cambio de temperatura muy brusco. Recordemos que el cuerpo se encuentra en una temperatura cercana a los 40 grados, someterse a un baño con el agua con una temperatura muy por debajo puede inclusive provocar efectos secundarios indeseados, como por ejemplo, mala digestión (Aunque en el peor de los casos puede darse una embolia).

Por ello, es imprescindible esperar al menos de 15 a 20 minutos para que el cuerpo entre en reposo y vuelva a su temperatura normal. Así aprovechamos los beneficios sin riesgo alguno.

Con agua caliente luego de entrenar

Nadie esperaba que la respuesta de este apartado fuera negativa, pero lo es. Lejos de dar múltiples beneficios a un deportista, el agua caliente puede provocar efectos secundarios a largo plazo que pueden desmejorar la salud, no sólo para los que practican deporte, sino también para las personas comunes y corrientes.

Si bien es cierto que las personas que deseen relajarse luego del ejercicio lo van a lograr mucho mejor con el agua caliente. Pero cuando esto se vuelve una práctica muy común, la circulación no responde de manera adecuada, los vasos sanguíneos se dilatan mucho más y esto provoca hinchazón en las extremidades inferiores.

Si esto ocurre muy seguido puede  desencadenar varices. Por ello, si quieres obtener el efecto de relajar por completo tus músculos con agua caliente, no lo hagas más de una vez por semana, y si quieres hacerlo muy seguido, hazlo con agua tibia.

¿Esperar mucho tiempo?

En este caso, lo ideal es hacerlo lo más pronto posible, aunque si es con agua tibia, esperar un reposo prudente de unos cuantos minutos es lo ideal.

Siguenos en Instagram si deseas información de un entrenador personal.

Deja un comentario